Video GRATIS: Hay 3 formas para mejorar tu autoestima, confianza y seguridad

Saca tu Mejor Persona en el amor y desarróllate como mujer.
Ganancias secundarias afectivas-mujer

Ganancias secundarias afectivas-mujer

Algunos ejemplos de Ganancias secundarias afectivas:

    • El clásico de las Ganancias secundarias afectivas es la enfermedad. Cuando enfermas aquellos que te quieren se preocupan por ti, te rodean de atenciones y su trato se hace ostensiblemente afectuoso; obtienes licencia para ausentarte del trabajo o de la escuela y, en general, las demandas alrededor de tus obligaciones disminuyen o se suspenden. Como en el ejemplo inicial, aquella niña no era hipocondriaca entonces ni fingía estar enferma, lo estuvo realmente y al percatarse de que con ello se transformaba el trato que recibía de su madre, inconscientemente, lo explotó.
    • Piensa en un niño que sufre porque sus padres se la pasan peleando. Un día hace una travesura en la escuela, los padres son llamados por el director quien, además de darles la queja, los pone al tanto de que su rendimiento académico no es nada para presumir. Los papás hacen implícitamente una tregua para ponerse de acuerdo sobre lo que conviene hacer con su hijo, que no sólo ha conseguido, sin proponérselo, que la guerra se interrumpa, ahora tiene la atención que antes no recibía y no le importa que sea para regañarlo y castigarlo, es mucho mejor que el escenario anterior.
    • Imagina ahora a dos personas dentro de una relación de unas cuantas semanas. Una noche salen y junto a ellos pasa una chica con unas nalgas espectaculares; él no puede resistirse y las mira, hipnotizado; ella lo advierte y arma una escena como para llamar a los bomberos. Cuando se tranquiliza, el novio se desvive en atenciones, mimos, elogios. El resto es fácil de imaginar.

Como siempre, el primer paso para resolver un problema es hacerte consciente de él y la herramienta que garantizará que obtengas resultados es la honestidad. No obstante, este tipo de conductas, que operan desde tu subconsciente (si incurrieras en estas actitudes deliberadamente estaríamos hablando de manipulación, que es otra historia), generando patrones que se arraigan en tu mente más y más, conforme pasa el tiempo, lo que hace complicado desmontarlos.

Si es tu caso, si te identificas con alguna o algunas de las actitudes descritas en este artículo y te resulta difícil modificarlas, el Círculo Interno de Cómo Conquistar Un Hombre es una magnífica alternativa porque, entre muchas otras ventajas y beneficios, al inscribirte tendrás la asesoría de un terapeuta profesional, que te acompañará en un proceso de constante crecimiento, a un costo verdaderamente accesible.

  Da clic aquí para leer la primera parte del artículo “Ganancias secundarias afectivas”

Comentarios Facebook

comentarios