¿Deseas mejorar tu relación de pareja?

Aprende todas las herramientas con estos videos gratuitos... Click aquí

La clave para enamorarlo y que no huya. 


Como fundamentación  de esto tienes que saber que enamorarlo (a) y que quiera compromiso son cosas completamente diferentes, tú podrías enamorar a alguien y tener algún tipo de relación en la que el compromiso sea abierto. Ahora, cuando realmente se trata de ambas cosas tienes que tomar en cuenta estos factores: 

El primer factor tiene que ver con la personalidad, puede ser que él o ella no quiera tener un compromiso contigo o con nadie, que es algo que trae en contra de todos los compromisos y todas las responsabilidades, porque tener un compromiso implica que hay alguien esperando algo de ti y viceversa. Esta expectativa que existe puede que él o ella tenga un problema con esa sensación, por lo que esto se refleja en su trabajo y en otras actividades; no es que haya algo malo en ti, sino que su personalidad es así, pero esto no quiere decir que no pueda ser consistente en su comportamiento, si tienes la suficiente paciencia y dedicación para ayudarlo a construir hábitos en pareja.

El segundo punto tiene que ver con temporalidad, que él o ella tenga un problema con el compromiso en el presente, quizá antes no lo tenía, pero a partir de ciertas situaciones y errores, (divorcio o matrimonios pasados) se dio cuenta que el compromiso “no sirve”. Por lo tanto, asume que en el presente y en el futuro las cosas van a ser similares; si este fuese el caso, tienes que ver cuáles son los elementos del compromiso que hubo antes que hicieron que las cosas no terminaran bien. Identifica cuáles son estos focos del pasado y cuáles sí lo motivaron  a tener el compromiso, qué fue lo que lo convenció antes y qué creía del matrimonio que ya no. De este modo tu podrás demostrarle totalmente lo contrario. 

El tercer punto, es la disposición, si cuando abordas la conversación de compromiso y crecer el amor, tienes que reconocer si te está diciendo que no tendrá ese compromiso nunca o no quiere tenerlo hoy. Si sólo se trata de lo segundo, tienes una posibilidad de que se convierta en una realidad presente, sólo tienes que ser paciente.

Por último, el contexto es muy importante para tener este tipo de pláticas, así que si aún estás dudando sobre el compromiso de la persona con la que estás, te invito a darle click al siguiente link para que conozcas cuáles son los Rituales y Hábitos para una relación de pareja duradera. 

Comentarios Facebook

comentarios