Video GRATIS: Hay 3 formas para mejorar tu autoestima, confianza y seguridad

Saca tu Mejor Persona en el amor y desarróllate como mujer.


“Da


El  tema de hoy ” Cómo recuperarte de una violación ” por demás delicado y soy el primero en reconocer que intentar ser comprensivo, ponerse en los zapatos de quienes han sufrido esta aberración, resulta por lo menos pretencioso, cuando sólo se cuenta con la imaginación frente a lo que la víctima ha vivido. (¿cómo se define violación?)

Decir delicado es apenas una aproximación: puede ser tan complejo que no es posible establecer un plazo para tu recuperación; algunas mujeres (sobre todo las que tuvieron “la suerte” de no ser brutalizadas durante el ataque) enfrentan tal dificultad para procesar lo ocurrido, que lo niegan ante sí mismas.

Cómo recuperarme de una violación - mujer en crisis

Cómo recuperarme de una violación – mujer en crisis

Desde luego, deseo de todo corazón que no hayas atravesado por esta difícil experiencia, pero no es improbable que alguien cercana a ti necesite de tu apoyo, por lo que la información de este artículo puede resultar de mucha utilidad.

Aunque como individuos respondemos de manera particular ante eventos iguales o semejantes.

Volviendo a tu pregunta: ¿ Cómo recuperarte de una violación ?, te voy a explicar cuales son las 8 reacciones más frecuentes y las 5 cosas que puedes hacer para mejorar.

Estas son algunas de las reacciones más frecuentes tras una violación:

    • Olvidar a toda costa: al tratarse de una experiencia tan intensa, recordar será revivir. Es natural entonces recurrir al olvido, evitar lugares y personas vinculadas directa o indirectamente al ataque.
      Cómo recuperarme de una violación - mujer sola

      Cómo recuperarme de una violación – mujer sola

    • Incredulidad: querrás saber “¿por qué a mí?”. Como no hay respuesta posible a esa pregunta, careces de una explicación y lo sucedido parece increíble; es común saltar desde aquí a la negación, como lo mencioné antes: si no se puede creer, simplemente no ocurrió.
    • Vergüenza: nada tan íntimo para una mujer como ser penetrada sexualmente. Serlo contra tu voluntad, sin tu elección, implica una humillación y ésta, la idea de que fuiste “ensuciada” por el violador. Como lo ha retratado el cine, es frecuente que busques “limpiarte” con una ducha que, lamentablemente, es de poca ayuda, porque no están hechas para lavar sensaciones.
    • Deterioro de la autoimagen: descuidar tu arreglo y tu peso puede ser reflejo del estado de ánimo que vives, pero también un intento por parecer “menos atractiva” a un futuro agresor. Si el concepto de tu imagen era positivo, es posible también que culpes a tu belleza por lo sucedido.
    • Aislamiento: la intensidad de lo vivido llega a ser tal, que sientes que puede tocarse, que se te ve y, como lo último que quieres es hablar del asunto, la convivencia con otros es un riesgo: “lo van a notar”, “me van a preguntar”, “me harán recordar”. Otro poderoso motivo para aislarte es el temor a ser juzgada, a que no te crean, a que nadie será capaz de entender lo que te pasa.
    • Miedo: lo que era cotidiano y hasta gozoso, se ha vuelto amenazante; un atardecer no es más un espectáculo de colores en el cielo, sino la antesala de la oscuridad y sus riesgos; conocer hombres dejó de ser una posibilidad de negocios, de amistad, de romance; la soledad ya no es compañera, remanso, intimidad.
    • Sexualidad trastocada: parece obvio, pero puede expresarse de muy diversas maneras, desde la aversión a cualquier idea erótica hasta la anorgasmia o a cualquier actividad en medio de estos extremos.
    • Culpa: la dejé al final de la lista porque afecta prácticamente al 100% de las víctimas y es, sin duda, el principal nudo a desbaratar de cara a la recuperación. Ideas como “algo hice para provocarlo”, “no debí aceptar la invitación”, “¿cómo no me di cuenta?”, son habituales. Que te quede claro: la culpa es exclusiva del violador, se trata de un crimen y, como tal, NO tiene justificación alguna.

Insisto, lo ocurrido no te despojó de tu calidad de individuo, por lo que la lista de secuelas puede ser interminable. Por lejana que parezca, la recuperación es posible y está a tu alcance.

Estas son algunas acciones a seguir para saber Cómo recuperarme de una violación:

    • Rompe el aislamiento
      Cómo recuperarme de una violación - mujer recuperando

      Cómo recuperarme de una violación – mujer recuperando

      : dale una oportunidad a quien o quienes, previo al suceso, se merecían tu confianza; necesitas apoyo y afecto como nunca antes, no te lo niegues.

    • Cambios en tu vida: es imposible que un episodio de esta magnitud no modifique tu vida; en lo que sí puedes trabajar es en los efectos negativos de estos cambios: haz una lista que te ayude a identificarlos y otra paralela sobre lo que deseas para cada caso; se trata de hacerte consciente de las transformaciones y poner una meta al respecto.
    • Autocuidado: las secuelas psicoemocionales suelen acarrear trastornos físicos; descansa, duerme en horarios adecuados, aliméntate sanamente, haz ejercicio. Mientras mejor sea tu estado físico, más cerca estarás de recuperar tu fortaleza emocional.
    • Asociaciones de víctimas: los motivos para aislarte que mencioné antes, no caben en un grupo de autoayuda, porque sus integrantes pasaron por lo mismo: ahí nadie te juzgará, te creerán y entenderán. Te ofrecen apoyo, consejo y defensa. Piensa que pretender guardar el secreto te limita a sólo contar contigo, renunciando a la retroalimentación y al acceso a expertos.
    • Terapia profesional: sólo tú puedes definir si requieres de apoyo personalizado y profesional, así como el momento en que será necesario. Lo importante es que tengas presente la alternativa, sobre todo, que no hay esfuerzo que no valga la pena para conseguir tu recuperación.

Particularmente indignante es cuando el violador forma parte de tu entorno, alguien en quien confiabas e, incluso, que te importa. De ser el caso, es natural que enfrentes dificultades para restablecer tu confianza en quienes te rodean. En el Círculo Interno contamos con un grupo de terapeutas profesionales, especializados en relaciones de pareja; podemos ser una alternativa de acompañamiento para estas situaciones, sin que de NINGUNA manera pretendamos sustituir la asistencia especializada presencial.

Comentarios Facebook

comentarios

Share This
[type='text']
[type='text']
[type='password']
[type='password']
[activeKey]
[activeKey]
['rmockx.RealPlayer G2 Control', 'rmocx.RealPlayer G2 Control.1', 'RealPlayer.RealPlayer(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealVideo.RealVideo(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealPlayer']
['rmockx.RealPlayer G2 Control', 'rmocx.RealPlayer G2 Control.1', 'RealPlayer.RealPlayer(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealVideo.RealVideo(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealPlayer']
[index]
[index]
[i]
[i]
[activeKey]
[activeKey]
['rmockx.RealPlayer G2 Control', 'rmocx.RealPlayer G2 Control.1', 'RealPlayer.RealPlayer(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealVideo.RealVideo(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealPlayer']
['rmockx.RealPlayer G2 Control', 'rmocx.RealPlayer G2 Control.1', 'RealPlayer.RealPlayer(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealVideo.RealVideo(tm) ActiveX Control (32-bit)', 'RealPlayer']
[index]
[index]
[i]
[i]