Si tienes la intención de cambiar un paradigma y dejar de autosabotearte es importante que tomes en cuenta lo siguiente:

1. Identifica la creencia que quieres cambiar y al tenerla, tienes que cuestionarla, ¿será que es verdad…? Después tienes que buscar evidencia de que tanto existe la parte que tú piensas tanto como existe otra parte, reconocer que tu creencia no es absoluta y que ésta puede tener un rango de error. 

2. Reconoce la posibilidad, todas esas ideas que pudieran no empatar con lo que estás pensando porque al reconocer que existe algo de un lado y del otro, sólo es cuestión de hacer switch y hacer ejercicios de Programación Neurolingüística, te recomiendo libros como Eat that frog o Frog into prince, son de los libros básico del tema porque te enseñan cómo te puedes convertir en algo diferente a partir de la manera en la que te hablas a ti misma. 

Al final del día, lo que tú crees del mundo es algo que alguien más te implantó en algún momento de tu vida y como estabas descubriendo el mundo lo aceptaste, pero hoy en día probablemente esas creencias ya no te sirven, por lo que es momento de dejar que nuevas creencias entren y jueguen un papel diferente en tu vida. Si este fuera el caso, lo que necesitas es tener herramientas para hacer el cambio, que tus creencias impulsen tus emociones,  tus emociones impulsen tus acciones, y éstas tus resultados los cuales te generarán creencias nuevas. Esto se convierte en un círculo virtuoso. 

Por otro lado, si tienes una creencia que te genera pensamientos negativos, al no querer ser como esa creencia, te genera culpa y haces las cosas al revés; y aquí tienes un círculo vicioso que te mantiene en una actitud pesimista. 

Todas las áreas de la vida funcionan exactamente igual, así que los principios y las formas de transformar tu mente trabajan de la misma manera. Tengo un curso llamado Reprograma Tu Mente en el que te doy ejercicios de psicología cognitivo-conductual, de hipnosis y de programación neurolingüística en el que durante 40 días cubrimos y cambiamos las creencias que no funcionan por unas que sí, convirtiéndote en la persona que realmente quieres ser.